Sucralosa





La sucralosa es un edulcorante artificial no nutritivo y con un sabor muy similar al del azúcar, ya que se obtiene a partir de la sacarosa o comúnmente conocida como azúcar de mesa.


La sucralosa como tal, se obtiene mediante un proceso, en el que a través de varios pasos se modifica la molécula del azúcar, obteniendo un edulcorante que conserva su sabor, pero no sus calorías.


Existen productos que nunca antes se habían ofrecido en una presentación baja en calorías, y que ahora están disponibles mientras los productores de alimentos desarrollan creativamente productos con sucralosa.


La sucralosa se encuentra autorizada como edulcorante por los diferentes organismos internacionales y recibe el nombre de aditivo E-955. Su empleo está permitido en más de 50 países de todo el mundo y se utiliza en multitud de alimentos y bebidas, complementos dietéticos y productos farmacéuticos.


A continuación, se citan algunas características del producto:


  • Sus beneficios se basan en la reducción de calorías de los alimentos y bebidas manteniendo el sabor dulce

  • Proporciona 600 veces más dulzor que el azúcar de mesa, lo que significa que se puede alcanzar el mismo dulzor del azúcar con una cantidad considerablemente menor

  • Tiene una gran solubilidad en agua

  • No interviene químicamente con otros ingredientes

  • Al ser tan estable tiene muy buena vida útil y puede ser cocinada y horneada sin degradarse

  • Las bacterias bucales no pueden descomponer la sucralosa y por lo tanto no daña el esmalte ni se producen caries.


Su uso se ha masificado tanto que se puede encontrar este endulzante en productos envasados como bebidas, chicles, productos lácteos, conservas, miel, mermeladas y condimentos, además ayuda a potenciar el sabor de otros endulzantes convirtiéndose en el complemento otorgando mejor sabor.


La mayor parte de la sucralosa ingerida no es absorbida por nuestro organismo ya que no es reconocida como un carbohidrato y por lo tanto no afecta los niveles de glucosa o insulina en la sangre


Su uso está aprobado para todas las poblaciones, y existen estudios que demuestran la seguridad de la sucralosa tanto en animales como en humanos, por esta razón es seguro su uso en diabéticos, niños y para la población en general.



La ingesta diaria admisible (IDA) de sucralosa está fijada en 15mg/kg peso corporal.

Entradas Recientes

Ver todo

Fructosa